LA CODEPENDENCIA EN EL ALCOHOLISMO Y OTRAS ADICCIONES

LA CODEPENDENCIA EN EL ALCOHOLISMO Y OTRAS ADICCIONES

¿QUE ES LA CODEPENDENCIA?

Codependencia es una dependencia de otros, de sus estados de ánimo, de sus comportamientos, de sus enfermedades, de su bienestar o de su amor. La persona codependiente pierde la propia identidad, se desconecta casi totalmente de sí misma hasta no distinguir sus propios deseos, aspiraciones incluso habilidades. Se dedica a acompañar, cuidar y salvar al otro, hasta el punto de vivir por y para el adicto y perder el control de su propia vida y sus límites.

Características comunes del codependiente:

  • Baja autoestima.
  • Dependencia emocional.
  • Temor al abandono y sentimiento de vacío.
  • Actitudes de manipulación, pérdida de límites.
  • Le cuesta ver al otro como independiente.
  • Sentimientos de ansiedad, enojo y tristeza.

 

COMPARTIENDO GAFAS:

Simboliza lo que ocurre en las relaciones de codependencia. Si os fijáis las dos gafas comparten un cristal, si los dos ojos están tan juntos ¿qué visión tendrán? Ninguna, en la relación de codependencia lo que se tiene en común es todo oscuridad, la adicción de uno y de otro, los palos de ciego que ambos dan y que no llevan a ningún sitio. Por el otro cristal cada uno mira en una dirección, es difícil llegar a un punto de encuentro, pero ambos se empeñan en que han de ir juntos.

La COADICCIÓN es una forma de codependencia y la sufren personas próximas al enfermo adicto,  peculiaridades:

  • Negación del problema.
  • Obsesión por el objeto de la adicción.
  • Compulsión o deseo intenso o vehemente de hacer una cosa, estar con alguien…
  • Pérdida de control.
  • Sentimiento de fracaso en roles sociales y familiares asignados a cada uno, según los estereotipos masculinos y femenino.

 

El triángulo dramático de Karpman

El papel que jugamos cada uno de nosotros, según la teoría de Stephen Karpman (psicólogo transaccional), las personas solemos adoptar un rol determinado, de manera inconsciente en las interacciones con los demás:

 

Rol de Salvador «facilitador»:

Son rescatadores del mundo entero, no solo satisfacen las necesidades de todos cuantos pueden sino que se adelantan arreglándoles la vida aún y cuando no se lo hayan pedido. Intenta salvar al adicto evitando que experimente las consecuencias de su consumo. Esto favorece que la adicción se mantenga (este rol se da más en mujeres).

 

 

Rol de Perseguidor «aislador»:

Vigilar y controlar intentando evitar o disminuir el consumo, para ello evita al consumidor las situaciones en las que habitualmente consume. Se deterioran mucho las relaciones familiares y se crea un clima de tensión y conflicto.

Rol de Víctima:

Demandan que lo compadezcan. Siempre se quejan de todo lo que les sucede en la vida. Sienten que el mundo es injusto con ellos y que no pueden hacer nada por cambiar. Necesitan que los demás les resuelvan las cosas.

¿Te identificas con uno más que con otro?

La misma persona suele pasar de un rol a otro.

 

Rescatar consiste en:

«Hacer cosas por los demás que son perfectamente capaces de hacer por si mismos y que probablemente deberían estar haciendo. El intento de controlar y dirigir el cambio de las personas, nos hace que quedemos a merced de éstas. El controlador pasa a ser controlado.»

Otros autores hablan también de EL ROL AUSENTE, el codependiente se distancia física o emocionalmente de la situación de consumo o del consumidor para evitar el dolor. El consumidor justificará el consumo con el abandono.

Tienen dificultades:

  • Para tener niveles adecuados de autoestima.
  • Para establecer límites con otras personas.
  • Para aceptar y asumir su propia realidad.
  • Para expresarse con moderación.

Según estudios realizados, las personas con conducta o personalidad codependiente, suelen haber tenido algún tipo de abandono afectivo de niños, no habiendo tenido donde aferrarse o nutrirse afectivamente.

Tanto la sobreprotección como la indiferencia o la dominación pueden provocar pérdida o carencia de habilidades de expresar los deseos y de manejar su propia vida. Aunque la codependencia no es específica de las mujeres puede que los condicionantes culturales y sociales hayan hecho que su prevalencia sea más alta en ellas.

REPERCUSIÓN EN EL GÉNERO

Culturalmente se atribuyen diferentes roles y conductas a las personas según su sexo biológico, así en la mujer codependiente se da de forma exagerada la tendencia a sostener y cuidar los vínculos como extensión del rol materno. Los varones en esta situación suelen rehuir y delegar el cuidado o acompañamiento en otros familiares que generalmente son mujeres.
No hay evidencia científica de que la codependencia se dé mas en mujeres que en hombres, si en que sus manifestaciones son algo diferentes y esas diferencias hacen que sean mas difíciles de diagnosticar.

Pero mientras las mujeres muestran una frágil formación del yo y emplean más mecanismos de negación y no afrontamiento, el hombre codependiente desarrolla un yo rígido e inflexible, se muestra con un comportamiento explosivo, una actitud distante y egoísta con su pareja, buscando llenar su vacío emocional que tratan de llenar evadiéndose con amigos o con el trabajo, muestran gran tolerancia al desgaste físico y emocional, y dificultad para intimidad y para comprometerse.

Tanto hombres como mujeres codependientes, presentan una gran tolerancia al desgaste físico y emocional, tratando de ser “buen@s”, son “adict@s al trabajo”, “salvador@s” de la empresa donde trabajan, son excelentes esposos/as, papás/mamás y extensivamente buenos hijos/as y hermanos/as, son los que mantienen a sus padres, suegros y a quienes ellos crean que los necesitan.

 

SI TE ARRASTRA

NO SABES COMO MANEJAR LA SITUACIÓN

NO DUDES EN PEDIR AYUDA PSICOLÓGICA PARA SUPERARLO.

 

Imagen de Peggy und Marco Lachmann-Anke en Pixabay
No hay comentarios

Publicar un comentario