PORNOGRAFÍA, UN PROBLEMA DEL SIGLO XXI

PORNOGRAFÍA, UN PROBLEMA DEL SIGLO XXI

La adicción al porno se ha convertido en un consumo al alza y sin duda su nacimiento se produjo en la era del internet, los hombres representan el 74% de consumidores frente al 26% de las mujeres, estos datos sitúan a España en el puesto número 13 de consumo de porno a nivel mundial.

Cuando hablamos de porno, no nos referimos a cualquier situación, imagen u otro elemento que nos produzca deseo o placer, si no a aquellas imágenes o reproducciones en las que se esté realizando el acto sexual.

La pornografía se ha extendido de manera considerable en los últimos años, hasta estar presente en la mayoría de los hogares de nuestro país, Internet ha logrado que la pornografía sea anónima y que todos puedan acceder casi sin dejar rastro, el hecho de esta facilidad ha llevado a muchas personas ya consumidoras a una compulsividad sexual incontrolable.

 

¿Realmente es posible  ser adicto a la pornografía?

 

La respuesta es sí, es posible, la adicción a la pornografía pertenece a lo que se conoce como adicciones sin sustancia, representando en el último manual diagnóstico de los trastornos mentales DSM-V. Se pueden englobar dentro de los Trastornos del control de impulsos no especificado, cuya definición consiste en la incapacidad para controlar su necesidad de desarrollar un impulso, en este caso, el de consumir pornografía.

 

Los síntomas más frecuentes dentro de este trastorno son los siguientes:

 

  • Búsqueda de pornografía en lugares inapropiados (Casas ajenas, trabajo o lugares públicos)

 

  • Comenzar a frecuentar páginas de pornografía cada vez más exóticas.

 

  • Dejar de lado las relaciones sociales y dedicar todo el tiempo a la búsqueda de pornografía.

 

  • Ser sorprendido visitando páginas de índole sexual.

 

  • Incapacidad para aguantar más de 24 horas sin consumir pornografía.

 

  • Dificultades para masturbarse sin pornografía

 

  • Frustración ante el conocimiento de un problema que no puede conseguir controlar.

 

No es necesario el hecho de cumplir todos los síntomas para presentar un  consumo problemático de pornografía.

 

¿Actúa la pornografía como una droga?

 

La pornografía produce en el cerebro reacciones similares a las que provocan las drogas, sin embargo estas no parecen ser exactamente las mismas que al consumir sustancias, estas conclusiones se obtuvieron a partir de un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de California (EE.UU)

Este estudio conto con 177 sujetos, 122 hombres y 55 mujeres, fueron sometidos a pruebas de imagen por resonancia magnética, mientras se les mostraba fotografías de contenido sexual explícito.

Al observar la actividad cerebral, los investigadores esperaban un aumento de la actividad cerebral cuando observaban imágenes eróticas, como sucede con los adictos, sin embargo los resultados no fueron los esperados y los estímulos eróticos no seguían el mismo patrón.

 

La sensación de necesidad a la hora de consumir pornografía es similar al de consumir drogas, aunque no se produzcan de la misma manera (no siguen el mismo patrón) la necesidad de consumir pornografía debe ser considerado como una adicción.

 

El consumo de pornografía durante la adolescencia

 

Actualmente el consumo de pornografía a nivel mundial muestra unos datos alarmantes, uno de cada diez visitantes  de contenido pornográfico tiene menos de diez años con una media regular de visitas a este contenido de catorce años. En estas edades la personalidad aún no está formada y podría alterarse de manera significativa.

Esto se debe en gran parte a la falta de control para evitar que los menores de edad puedan acceder a estos contenidos, en estos casos el papel de los padres es esencial por medio de la instalación del control parental en los dispositivos y restringir el acceso a estas páginas, abriendo la posibilidad de frenar estos hábitos dañinos durante un etapa sexual como la pubertad.

 

Desde Psiquefunciona contamos con personal cualificado para atajar estas situaciones y reconducirlas de manera drástica, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestra página web o  si lo prefieres a través de nuestro Facebook (Con la Adicción Psiquefunciona) o Instagram (Psiquefunciona)

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario